FAQs: accidentes domésticos. ¿Es seguro tu hogar?

Los accidentes domésticos son bastante más comunes de lo que crees y también más peligrosos.

Desde caídas o choques a cortes o quemaduras, los siniestros son un peligro en potencia que lógicamente, querremos evitar.

En este artículo te daré las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre los accidentes domésticos, basadas en los datos oficiales más rigurosos del informe DADO publicado por el Gobierno de España, que puedes consultar aquí.

¿Qué es un accidente doméstico?

Los accidentes son aquellos sucesos eventuales en los que hay daño no intencionado a personas o cosas. Cuando suceden en el hogar, los llamamos accidentes domésticos.

¿Por qué se producen los accidentes domésticos?

Las causas de todo accidente son múltiples. Las podemos dividir en causas inmediatas y causas básicas.

Las causas inmediatas son aquellas que propician el accidente de manera directa:

  • Actos inseguros: cualquier comportamiento de riesgo, temerario o inconsciente.
  • Condiciones inseguras: menaje del hogar en mal estado, suelo deslizante…

Las causas básicas, en cambio, son las que hay detrás y que dan origen a las causas inmediatas.

  • ¿Por qué estaba el suelo resbaladizo? Porque el pavimento es demasiado viejo y desgastado.
  • ¿Por qué estaba el fuego encendido? Porque no había ningún sistema de seguridad que avisase de ello o que lo parase si se daba el caso.

Es importante delimitar y evitar las causas inmediatas, pero es aún más importante determinar y solucionar las causas básicas para que puedas vivir en un entorno mucho más seguro.

Para ello, se han hecho estudios para evaluar la percepción subjetiva de las personas siniestradas.

 TOTALDomésticaBricolajeEducativaJuegos/Tiempo libreDeportivasVitalOtrasSin especificar
Por azar43,835,734,741,947,357,74445,947,7
Por imprudencia/temeridad19,526,133,520,921,813,313,711,813,9
Por problemas físicos/psíquicos del accidentado2,92,70,62,30,51,284,23,7
Deficiencia en la construcción3,122,91,22,61,40,48,13,7
Por no seguir las instrucciones de uso0,30,61,21,20,10,300,10
Por falta de información para el uso/consumo por parte del fabricante0,100000,10,40,10,2
Por intervención de una 2ª persona20,4010,53,56,31,211,1
Por descuido o distracción22,128,321,817,419,213,122,820,220,1
Sin especificar3,12,34,11,22,13,35,83,93,2
Es un niño pequeño/ es un bebe0,20000,500,500,2
Edad avanzada/ es una persona mayor0,20000,10,10,30,40,5
Problemas urbanístico: mal estado del pavimento/alcantarillado/ estaba mojado0,60,4000,50,30,31,50,7
Negligencia de terceras personas/ establecimiento0,20,101,20,500,30,40,2
Otras causas0000000,100,2
Sin especificar/ NS/NC21,41,22,21,32,92,22,44,6

Viendo la tabla, se aprecia claramente que la mayoría de los entrevistados (concretamente el 43,8 %) entiende que el accidente sucedió de manera fortuita.

En segundo lugar, está el descuido o distracción con el 22,1%, mientras que el 19,5% admiten que se debió a una imprudencia.

Es decir, ya sabemos una causa raíz: la inconsciencia.

El hecho de que la mayoría de encuestados lo atribuyan a azar o imprudencia ya nos indica que algo falla en cuanto a la percepción del riesgo.

El accidente casi siempre se da por una situación previa de riesgo. La incapacidad de detectar y evaluar esos riesgos es una causa raíz de muchas situaciones de peligro.

¿Con qué frecuencia se dan los accidentes en el hogar?

En el año 2011, el 5 % de los españoles y el 10 % de los hogares sufrieron algún tipo de accidente doméstico que haya necesitado de cuidados sanitarios.

Como puedes comprobar, los incidentes en casa no son tan infrecuentes como podría parecer.

¿Qué tipos de accidentes son los más frecuentes?

1. Caídas

Las caídas son el tipo de accidente en el hogar más frecuente con mucha diferencia, con un 51,1 % de los casos reportados.

Aquí pueden darse tanto caídas al mismo nivel como caídas a distinto nivel. Las primeras serían cuando te caes sobre el mismo suelo que pisas. Las segundas, en cambio, son caídas de taburetes, escaleras u otras superficies elevadas.

2. Golpes y choques

Dentro de los golpes podemos englobar golpes con objetos, choques con otros objetos, personas o animales.

En esta categoría, segunda en proporción, se clasificaron el 16,6 % de accidentes domésticos en 2011.

3. Aplastamientos y cortes

La categoría de aplastamientos y cortes engloba cualquier corte, desgarre, atrapamiento o perforación mediante cualquier objeto.

Como ejemplos, podemos citar atrapamiento con herramientas o máquinas, cortes con cuchillos, tijeras o sierras o perforaciones con objetos punzantes, como pisar un clavo.

Esta categoría abarca un 15 % más o menos de los incidentes domésticos.

4. Efectos térmicos

Cualquier daño por temperatura ya sea caliente o fría.

Cualquier fuente de calor estará incluída aquí: hornos, estufas, objetos calientes…

Este apartado engloba aproximadamente el 10 % de los accidentes en el hogar.

Cuatro de cada cinco accidentes en casa entrarían en las categorías antes comentadas. Una quinta parte de los accidentes se clasificarían dentro de otros tipos, como efectos de productos químicos o agotamiento.

¿Qué clase de lesiones producen los accidentes en el hogar?

Los siniestros domésticos pueden provocar distintos tipos de lesiones:

  • Contusiones o magulladuras: daño por golpe sin herida sangrante.
  • Herida abierta: la piel se abre y sangra.
  • Fracturas: roturas de huesos.
  • Luxaciones y dislocaciones: una articulación se sale de su sitio natural
  • Distorsiones o esguinces: daño al tendón o músculo por torceduras u otros gestos.
  • Quemaduras: por calor o frío intenso.tipos de lesiones accidentes domésticos

Si examinamos los datos globales, el tipo de lesión más frecuente es la contusión, con alrededor del 20% del total.

La sigue de cerca las heridas abiertas, y en tercer lugar quedarían los esguinces, con algo más del 16% del total.

No obstante, los datos anteriores son las medias totales para todos los grupos de edad. Al desglosar por edades, podemos ver:

  • Las contusiones y magulladuras son la clase de daño más frecuente en bebés menores de 1 año (52 %) y en mayores de 65 años. Probablemente, debido a la menor capacidad física a esas edades.
  • Los esguinces y torceduras son mayoría entre la población joven, debido a que se involucran en más actividades de riesgo.
  • Las fracturas ganan peso a medida que aumenta la edad, por el debilitamiento de la condición física.

¿Requieren atención sanitaria los accidentes domésticos?

En la gran mayoría de casos, sí. El 87,5% de accidentados requirieron de algún tipo de atención médica tras el siniestro.

De los pacientes examinados, el 23,3% requirió tratamiento, mientras que el 7,4% del total precisó de hospitalización, y de ellos la mitad tuvo que ser intervenida quirúrgicamente.

Es decir, que aproximadamente un 6% del total de personas que sufrieron un siniestro en el hogar acabaron ingresadas en el hospital, y la mitad de ellas fueron operadas.

Seguramente a partir de ahora vigilarás más, ¿no?

¿Qué productos son los causantes o están implicados en los accidentes?

Los productos que están involucrados en el accidente son importantes para establecer qué elementos suponen más riesgo.

Los productos implicados son aquellos que, en combinación con otros factores, provocan o motivan el accidente, pero no el daño o lesión en sí.

El elemento que genera materialmente el daño o lesión es el producto causante.

En cuanto a los productos implicados, los principales son los equipos exteriores, como las superficies transformadas, parte del edificio y mobiliario estacionario o el suelo interior.

Los aparatos y equipos domésticos representan el 10,1% de los implicados en accidentes, principalmente los cuchillos de cocina. ¡Precaución!

Por lo que respecta a los productos causantes, los equipos estacionarios exteriores junto con partes de edificio son los responsables de más de la mitad de las lesiones registradas.

¿Cubren los seguros de hogar los siniestros domésticos?

La respuesta es que sí, pero no todos. Depende de la compañía aseguradora y del seguro particular que contrates, como puedes ver en esta comparativa.

Habitualmente, las empresas de seguros tienen diferentes tarifas con distintos grados de cobertura para el mismo tipo de seguro.

En los seguros de hogar no suele estar incluido en las tarifas más básicas, pero puede entrar como extra.

Además de en los seguros de hogar, muchas empresas aseguradoras tienen seguros de cobertura sanitaria en caso de hospitalización.

Dada mi experiencia personal, te aconsejo que revises bien las condiciones antes de contratarlos. No serías la primera persona que se quedase sin indemnización por no haber reparado en la letra pequeña.

¿Cómo evitar los siniestros en casa?

El secreto es este: la prevención.

Te explico el método que sigo yo.

  1. Piensa en todos los riesgos que puedes tener en casa y anótalos.
  2. Ordénalos de más urgente a menos urgente en función del daño potencial y de lo frecuente que sea.
  3. Empieza a buscar soluciones para cada uno de los riesgos, empezando por el más urgente.

Un ejemplo práctico. Te hago una lista hipotética:

  1. Cortarse en la cocina.
  2. Resbalarse en la ducha.
  3. Quemarse con el horno.
  4. Caerse de la escalera al limpiar las ventanas.

He considerado este orden considerando la frecuencia y el daño potencial, como te he comentado antes.

Al cocinar más a menudo que limpiar las ventanas, es más probable sufrir un corte que caerse de la escalera.

Aquí propondría soluciones:

  1. Afilar los cuchillos regularmente, usar una tabla de cortar adecuada y mantener una buena técnica.
  2. Poner una alfombra antideslizante y asideras.
  3. Utilizar manoplas, a poder ser de silicona.
  4. Usar una buena escalera de tijera y asegurarla bien.
En el caso de tener niños, deberás ser especialmente exhaustivo/a, porque pueden incurrir en riesgos en los que un adulto normalmente no caería.

Conclusión

Un 5% de la población ha sufrido algún tipo de siniestro doméstico y un 4,3% ha necesitado de atención médica.

Como ves, los accidentes en casa no son tan infrecuentes como puede parecer ni tan inocuos como podrías pensar de primeras.

Está claro que hay riesgos inevitables en cualquier entorno, pero el problema principal que hemos visto es la falta de conciencia. Las personas suelen subestimar los riesgos y sobrevalorar sus capacidades.

Por ello, es importante ser consciente de los riesgos y actuar siempre con precaución. La prevención es siempre la mejor receta para combatir los accidentes.

Nos vemos en tu Área Segura.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2021
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Contenido protegido