¿Qué caja fuerte comprar?: guía y recomendaciones

Este artículo contiene todos los criterios y recomendaciones para saber qué caja fuerte comprar en 2021.

Como seguramente ya sepas después de buscar un poco, hay una gran variedad de cajas fuertes en el mercado: convencionales, camufladas, con certificación, ignífugas… ¿Cómo elegir la más adecuada para ti?

Tras dedicar decenas de horas, hemos recopilado todos los criterios que consideramos como los más relevantes para que puedas elegir tu caja fuerte de una manera informada y, probablemente, más segura.

Sigue leyendo para descubrirlo.

 

 

Guía: ¿qué caja fuerte comprar?

caja fuerte llave

Cuando te plantees comprarte una caja fuerte, tendrás que considerar varios factores como los siguientes:

Tamaño

En el mercado encontrarás cajas fuertes de todos los tamaños. Los fabricantes acostumbran a dar las medidas externas e internas de longitud, anchura y altura y, además, dan la capacidad en litros de la caja.

Dado que la gran mayoría de cajas convencionales tienen formas rectas y proporciones similares, sabiendo la capacidad en litros te podrás hacer una idea de las medidas. Te adjunto la siguiente tabla para que te sitúes.

TamañoPequeñasMedianasGrandes
Medidas típicas (cm)20 x 30 x 2040 x 35 x 3050 x 50 x 50
Capacidad (litros)Menos de 20 LDe 20 a 50 LMás de 50 L
Ejemplosarregui caja oculta zocalo
Box-in Arregui
amazonbasics caja fuerte ignífuga tabla
AmazonBasics YB-40YLA-F
yale caja ignífuga tabla
YALE YFM-420-FG2

Para elegir el tamaño que te conviene más, te propongo lo siguiente:

Guía para calcular el tamaño de tu caja fuerte
  1. Coge todo aquello que quieras proteger dentro de una caja fuerte y apílalo.
  2. Mide (aproximadamente) la altura, anchura y profundidad del montón en centímetros.
  3. Multiplica las tres medidas y divide entre 1000. Así obtendrás el volumen en litros.
  4. Añade un 20 % de volumen al resultado para tener el mínimo que necesitas para tu caja fuerte.

De esta manera, te asegurarás de que no se te quede pequeña nada más comprarla.

 

Peso

El peso es un factor importante cuando estás decidiendo qué caja fuerte comprar. Generalmente, cuanto más grande y pesada sea una caja fuerte, mejor será en términos de seguridad. ¡Con esto no estoy diciendo que te compres una cámara acorazada! Tan sólo piensa que una caja muy fácil de transportar será de construcción y diseño más básicos, además de que fácilmente se la llevarán por la puerta.

Como referencia, una caja fuerte mediana con un nivel de seguridad aceptable debería pesar como mínimo unos 20 kg.

Si lo que quieres es un sitio que no sea especialmente seguro, te recomiendo una caja fuerte camuflada. De esta manera, les costará bastante localizarla.

 

Grado de protección contra robos

Quizás la característica que más te preocupa. ¿Es esta caja fuerte capaz de detener a los ladrones?

Lo primero que debes saber es que hay distintas clases de cajas fuertes en función del nivel de seguridad requerido:

  • Cajas fuertes convencionales: las que se usan para hogares, hoteles, empresas que no manejan grandes cantidades de efectivo. Nos centramos en estas, porque son la clase que probablemente te vendrá mejor para ti.
  • Cajas fuertes de alta seguridad: para empresas que manejan grandes cantidades de efectivo, joyerías, etc.
  • Armeros: homologadas para guardar armas.

Centrándonos en las cajas fuertes convencionales, hay dos factores principales que dan seguridad contra fuerces a la caja fuerte: el mecanismo de cierre y los materiales de construcción.

Por un lado, no será lo mismo una caja que tenga una combinación electrónica que otra que sólo tenga una cerradura con llave. Hay distintos tipos de mecanismos de cierre:

Cerradura de llave: más simple y barato

Es el sistema más sencillo y económico, mediante una cerradura con llave, como una puerta de casa. No quiere decir que sea poco seguro de por sí, pero deberás comprobar que es una cerradura de calidad. Además, está el inconveniente de custodiar la llave.

Cerradura con apertura de combinación manual

caja fuerte de combinacion manual

Este sistema seguramente te sonará de la típica representación de la caja fuerte en películas o series. La clásica ruleta que debes girar en sentido horario y antihorario para introducir la combinación.

Realmente, es un sistema bastante seguro, y no es tan fácil de forzar como aparece en películas y no precisa de batería ni de un gran mantenimiento. Pero ten presente que no es tan cómodo como los otros.

Cerradura con apertura de combinación electrónica

caja fuerte cerradura electronica

La cerradura electrónica es el sistema más avanzado para las cajas fuertes convencionales como las que te interesan.

Cuando es de calidad, es muy difícil de forzar, ya que sólo responderá a la combinación correcta. Algunas cajas de gama media-alta ofrecen la posibilidad de poner diferentes combinaciones para usuarios diferentes y controlar quién y cuándo abren la caja.

Otra ventaja muy interesante de estas cerraduras es que pueden ser de apertura retardada, con lo que se lo pondrás más difícil a los ladrones.

El punto menos positivo de estas cerraduras es que siempre deberás tener una batería o pila de repuesto para evitar que no puedas abrir la caja si ésta se agota.

Ten en cuenta que es bastante común combinar dos tipos de cerradura en la misma caja fuerte para ofrecer más seguridad. Puedes encontrar cajas con cerradura electrónica y, además, llave. En estos casos, se suman las ventajas e inconvenientes de cada tipo básico antes mencionado.

Aparte de estos tipos, existen las cerraduras biométricas, que son aquellas que escanean las huellas dactilares para poder abrirlas. Se trata de unos sistemas muy avanzados que no suelen utilizarse en cajas fuertes particulares, con lo que no entro a explicártelas en profundidad.

Bulones

En cuanto a los bulones, no dudes de que son importantes, pero no tanto como parece a simple vista. Los bulones, por cierto, son esos cilindros gruesos que bloquean la puerta.

Podrías llegar a pensar -y es algo que nos pasa a todos al descubrir este mundo- que a más bulones, mejor, pero no tiene porqué.

La experiencia demuestra que, para una caja de tamaño mediano, con dos o tres bulones es más que suficiente. Es más, no sólo te fijes en el diámetro y número de bulones, sino también en el punto que tratamos a continuación.

Materiales

Y ahora el otro factor clave: el material de construcción. Las cajas más básicas suelen estar fabricadas con un solo tipo de material, generalmente una aleación metálica de grosor no muy grande.

En cambio, las cajas más seguras utilizan una combinación de materiales diferentes, donde cada uno de ellos aporta unas características diferentes que se combinan para ofrecer mayor seguridad.

Aleaciones metálicas

Se suelen utilizar aleaciones metálicas del hierro, y más concretamente el acero, de diferentes tipos.

El acero se usa para la estructura principal de la caja, le da forma y sirve como base para todos los elementos restantes. Las cajas más básicas emplean chapas de grosor de 2 ó 3 milímetros, que es fácilmente perforable con taladro.

Las cajas de gamas más altas, a su vez, emplean chapas de más de 3.2 mm de grosor, además de utilizar aleaciones que dificultan el taladrado.

Hormigón

El hormigón se emplea en cajas de gama media y superior. Cuando una caja lleva hormigón en la estructura, quiere decir que ya podemos hablar de una caja fuerte como Dios manda.

El hormigón es un material compuesto por un aglomerante (cemento) al que se le añaden áridos (grava, gravilla o arena), agua y aditivos específicos.

La mezcla fragua y se endurece en unas horas, dando como resultado un material similar a la piedra, resistente ante la compresión.

Este material aporta a tu caja:

  • Resistencia al desgaste.
  • Dureza.
  • Más seguridad ante sierras radiales o brocas no especiales.

Fibras de refuerzo

Las fibras de refuerzo se suelen añadir al hormigón para dotarlo de mejores propiedades. El ejemplo que probablemente ya conozcas es el hormigón armado, que emplea varas de acero para dotar al hormigón de resistencia a esfuerzos de tracción y flexión.

Empleando estas fibras, se logra aportar resistencia a caídas o golpes a tu caja fuerte.

Aditivos

Entre los aditivos más empleados podemos citar el aluminio en polvo, que dota a la caja de resistencia incrementada ante los discos de corte radial.

Por otra parte, en el caso de las cajas fuertes ignífugas, se emplean minerales como la perlita o la vermiculita (foto de abajo). Bajo el efecto de las altas temperaturas, estos compuestos liberan la humedad acumulada y se expanden, actuando como aislantes. Así, la temperatura interna de la caja es mucho más baja que la del exterior en caso de incendio.

vermiculita

Como resumen del apartado de materiales, cuando busques una caja con un nivel de seguridad medio-alto asegúrate de que está fabricada en acero e, idealmente, también hormigón.

 

Resistencia al fuego

caja ignifuga

Tal y como comentamos en el artículo sobre las mejores cajas fuertes ignífugas, existen cajas fuertes resistentes a incendios. De hecho, algunas de las mejores cajas fuertes del mercado son ignífugas, además de muy seguras contra robos.

Hay varias normativas que detallan los requisitos a cumplir para ser consideradas resistentes al fuego, así como el nivel de protección a altas temperaturas que ofrecen.

Las dos principales son la americana UL 72 y la europea EN 1047. Ambas se basan en calentar la caja fuerte en un horno a alta temperatura durante unos tiempos determinados y, a continuación, la dejan enfriando hasta las 24 horas.

En dichos tests, se mide la temperatura interna de la caja fuerte, que nunca deberá superar un cierto valor en función del material que se quiera proteger del fuego. Se suelen clasificar en función de las temperaturas máximas que soportan distintos tipos de materiales:

  • Papel: temperatura máxima de 180 ºC.
  • Dispositivos electrónicos: temperatura máxima de 70 ºC.
  • Cinta magnética, disquetes: temperatura máxima de 55 ºC.

Más abajo encontrarás la tabla resumen con las dos principales normativas.

NormativaClaseTiempos de calentamiento (minutos)Temperatura interna máxima admisible (ºC)Material que protegen del fuego
Americana UL 72UL 72 Clase 35030, 60 ó 120177Papel
UL 72 Clase 15030, 60 ó 12065Papel, fotografías, cinta magnética
UL 72 Clase 12530, 60 ó 12055Papel, disquetes, memorias USB
Europea EN 1047S 60 P / S 120 P60 ó 120170Papel
S 60 D / S 120 D60 ó 12070Papel, fotografías, memorias USB
S 60 DIS / S 120 DIS60 ó 12050Papel, disquetes, memorias USB

En resumen, en función de lo que quieras proteger de las llamas necesitarás una clase u otra. Te recomendamos que compruebes en la documentación suministrada que la caja cumple alguna de estas normativas si quieres que sea ignífuga.

Si, por ejemplo, sólo quieres guardar documentos, con las certificaciones UL 72 Clase 350 o S 60 P/ S 120 P tendrías suficiente.

Impermeabilidad

Aparte de la resistencia a incendios, una característica relacionada a valorar es la resistencia al agua. Es bueno saber que algunas de las cajas fuertes más seguras son también impermeables hasta cierto punto.

Esta característica es muy útil tanto en caso de accidente (rotura de una cañería, riadas o inundaciones) como si la caja se encuentra en un lugar con sistema de extinción de incendios. Los aspersores o los bomberos no tendrán piedad de nada 😉.

Para estar seguro/a de que es una caja fuerte a prueba de agua, busca que tenga algún tipo de certificación. Generalmente, se certifican para una inundación de una altura concreta de agua y para un tiempo máximo de contacto.

¿Dónde poner una caja fuerte?

La respuesta es que depende del tipo de caja que tengas, las características de tu hogar y el tamaño de la caja.

A nivel de ocultación, además de las cajas fuertes camufladas, es interesante la opción de una caja fuerte empotrable en pared o suelo , que luego se disimula con un cuadro o una alfombra.

De todas maneras, si tienes una caja fuerte convencional de tamaño pequeño o mediano, te recomiendo que la fijes a la pared o al suelo para dificultar el que se la puedan llevar.

El siguiente paso

Con toda esta información espero que puedas decidirte a comprar la caja fuerte más adecuada para ti. Puedes echar un vistazo a los siguientes artículos para ir al detalle de cada tipo de caja de seguridad.

¡Nos vemos en Tu Área Segura!

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2021
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Contenido protegido