Cómo instalar una caja fuerte en casa

Muchos se preguntan cómo instalar una caja fuerte en casa. Muchas veces, querrás resguardar tus pertenencias de valor: billetes, monedas, joyas, objetos preciosos, o documentos de gran importancia. Todo esto se procura guardarlo en una caja fuerte doméstica. De esta manera, tales pertenencias quedan perfectamente protegidas.

No obstante, es necesario considerar que existen varios tipos de cajas fuertes. En este post te describo las más típicas para el hogar. Asimismo, te dejo algunos consejos respecto a los sitios más seguros para colocar una caja fuerte.

 

1. Dónde colocar una caja fuerte.

Este es uno de los puntos importantes. Dónde ubicar la caja fuerte en casa es importante, ya que la seguridad de tus pertencias dependerá en buena medida de este factor. Al respecto, te dejo las siguientes sugerencias:

  • Es muy frecuente colocarlas en el interior de un armario. Esto es generalmente lo más cómodo, pero el inconveniente es que es uno de los primeros sitios dónde mirarán los intrusos.
  • Muchas veces, se empotran en un nicho de pared. Es importante que sea una pared interior suficientemente profunda (no compartida ni de fachada).
  • Si es una casa, no es mala idea empotrarlas a nivel de suelo y colocar un mueble encima. El detalle es que debe ser un sitio que no se pueda inundar fácilmente.

Sólo queda decir que lo mejor es colocarlas en sitios poco transitados. Asimismo, lo más importante es que no estas cajas fuertes no sean visibles por gente que visite la casa.

2. Cómo instalar una caja fuerte empotrada

Una de las mejores para el hogar. Las cajas fuertes empotrables se colocan en nichos de muros, muebles e incluso en el suelo. La idea es colocarlas de manera que queden incrustadas en una superficie. Las ventajas que tienen es que se pueden disimular con facilidad y que exponen solo una cara. Esto último las hace más difíciles de forzar. Te lo detallo punto por punto a continuación:

2.1. Selecciona la zona donde la colocarás

Para una caja fuerte empotrada, lo más común es la pared y, tras ella, el suelo. Lo importante es que tengas una profundidad suficiente para que quepa tu caja fuerte. Esto es fundamental, con lo que te aconsejo que midas bien el grosor de tu pared.

2.2. Haz el hueco en la pared o suelo

Para ello, marca el perímetro del nicho, aproximadamente unos 10 cm mayor que las dimensiones de la caja por cada lado. Es mejor hacer el vaciado con un martillo eléctrico que manualmente, aunque lo puedes hacer como quieras.

Si la quieres instalar dentro de un armario u otro mueble de madera, tendrás que hacer el hueco con una sierra o una amoladora, como la que puedes encontrar aquí.

2.3. Prepara la caja para su instalación

Aunque podrías colocarla directamente, para que quede perfectamente fijada te aconsejo que le coloques unas varillas corrugadas metálicas y que le des una imprimación de látex, como te muestro en el vídeo. Aquí puedes encontrar más información sobre el látex vinílico.

De esta manera, el cemento agarrará bien y la caja será muy difícil de sacar sin romper la pared.

2.4. Coloca la caja fuerte en el hueco y fíjala

Normalmente, las cajas empotrables vienen con agujeros y tirafondos de anclaje. Es muy recomendable que los uses, fijando bien la caja a pared o suelo.

2.5. Tapa con cemento y deja que frague

Para que quede bien adherida a la pared, te aconsejo usar un cemento de secado rápido preparado según las instrucciones del fabricante. Recubre todo el hueco de cemento y deja que se seque.

2.6. Tapa con masilla y pinta

Una vez seco el cemento, dale una capa de masilla con una llana y, cuando se seque, sólo te quedará pintar con rodillo o brocha.

Si has colocado la caja sobre un suelo de baldosas, puedes colocar las baldosas alrededor de la caja con cemento cola, pero si vas a ocultarla con una alfombra o similar, no tienes porqué hacerlo.

A continuación, te dejo un vídeo con todos los pasos para que tengas una referencia visual completa:

 

3. Cómo instalar una caja fuerte camuflada

Las cajas fuertes camufladas suelen ser empotradas, o se colocan en suelo y disimuladas bajo una mesa o mobiliario. ¿Por qué se camuflan las cajas fuertes? La razón es que mantenerlas veladas implica dotarlas de un toque extra de seguridad. Si un delincuente entra en el hogar, lo mejor es que no sepa dónde está una caja fuerte. Si encuentra esta caja fuerte, entonces le tocará tratar de forzarla. ¡Pero de entrada es mejor que no la ubique!

Las cajas fuertes se suelen empotrar en pared y disimularlas tras un cuadro o mueble. También, se pueden disimular en un mueble o en algún equipo electrónico. Lo importante es que, a simple vista, no parezca una caja fuerte.

4. Cómo instalar una caja fuerte de sobreponer

Las cajas fuertes de sobreponer son más pequeñas y se colocan sobre los muebles. Son muy comunes en hoteles, dentro de los armarios. Simplemente se colocan sobre un mueble, o superficie, que puede sostener su peso.  No hacen falta mayores detalles para su instalación. Son pesadas, para que nadie las pueda llevar cargando con facilidad.

También se considera como caja fuerte de sobreponer la que se coloca en el suelo. Son más altas en tamaño y se diseñan para ser colocadas en pisos resistentes, suelos que no se hundan ni deterioren con el peso de la caja. No es fácil movilizarlas, pues para eso se suelen usar carretillas especiales.

5. Conclusión: ¿Dónde y cómo poner una caja fuerte?

Como he dicho antes, dependiendo del tipo de caja se requerirá una instalación más o menos laboriosa, siendo las cajas fuertes empotradas o camufladas más costosas de instalar que las de sobreponer. En función de cuán valioso sea lo que quieres proteger, te covendrá más un tipo u otra.

Y tú, ¿ya sabes qué caja quieres instalar? Me lo puedes escribir en los comentarios. Nos vemos en Tu Área Segura.

 

 

 

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2021
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Contenido protegido